¿Cuidas tu cepillo de dientes?

  Tu cepillo de dientes es un instrumento de higiene muy importante porque lo usas a diario y está en contacto directo con tu boca, de manera que cualquier bacteria que habite en él, tendrá también acceso a tu cavidad oral.

 

  A continuación, te damos algunos consejos para mantener tu cepillo en perfecto estado, con la intención de que repercuta positivamente en tu salud bucodental:

 

  1. Lávalo después de cada uso.  Te aconsejamos enjuagarlo enérgicamente con agua mientras mueves las cerdas para facilitar la eliminación de cualquier resto de comida que pudiera alojarse en él.
  2. Sécalo bien después de lavarlo. Un papel absorbente puede ser una buena opción.
  3. Guárdalo en posición vertical y preferiblemente sin tapar. Si necesitas taparlo para guardarlo en un neceser, asegúrate de que la tapa tenga agujerillos, para evitar humedad.
  4. No lo compartas, nunca. Así evitarás transmitir bacterias de una boca a otra.
  5. Cámbialo cada 3 meses, o antes si los filamentos están deformados o has atravesado un proceso vírico o una infección en boca, garganta, faringe…
  6. Una vez a la semana, desinféctalo introduciéndolo durante una hora en agua caliente con vinagre de vino o manzana o, si lo prefieres, en un vaso con enjuague dental, como la clorhexidina.

 

     Esperamos que os sirvan nuestros consejos y que os ayuden a mantener una sonrisa perfecta!

                                                                  Marta Avilés – Odontóloga.

¡Contáctanos!