Cada estación influye de una forma u otra en nuestro estado de ánimo, y también en nuestro cuerpo.

Con la llegada del frío, debemos cuidar nuestros labios, que sufren especialmente el efecto de las bajas temperaturas. Es recomendable usar un bálsamo labial para hidratarlos con frecuencia.

Tan importante como mantener los labios hidratados es protegerlos del sol, usando bálsamos labiales de farmacia, con Factor de Protección Solar alto. Debemos tener en cuenta que el sol no sólo nos perjudica en verano, cuando es más fuerte, sino que sus efectos nocivos también se potencian a consecuencia del agua, o la nieve.

Os damos algunas claves:

  • Mejor usar bálsamo que vaselina: el bálsamo, además de mantener la hidratación, regenera la piel por la presencia de principios activos nutritivos.
  • Aunque usemos protección labial durante el día no debemos olvidar hacerlo también por la noche; el tratamiento será más efectivo sin la interrupción agentes externos, además es el momento del día en el que se acelera nuestro proceso reparador.

Protege tus labios; son parte de tu sonrisa.

 

Marta Avilés.

          Odontóloga.

¡Contáctanos!