Ostell ISQ: más precisión diagnóstica con menos radiografías.

Después de una cirugía dental en la que se colocan implantes, hay que realizar un seguimiento de los mismos hasta poder rehabilitarlos de forma definitiva, es decir, hasta el momento de colocar la prótesis.

Hasta hace unos años, además de la exploración por el odontólogo, la única prueba complementaria que se utilizaba era la radiografía.

Hoy en día, existen sistemas mucho más precisos y que evitan al paciente tener que someterse a radiación. Es el caso de OSTELL ISQ.

Se trata de sistemas que, mediante el análisis de la frecuencia de resonancia , permiten realizar una evaluación segura de la estabilidad del implante.

Así, colocando un detector en el implante, podemos obtener el valor ISQ (coeficiente de estabilidad del implante) que, trasladado a una escala clínica, nos indica en qué situación se encuentra la osteointegración del implante a lo largo del tratamiento y nos permite elegir el momento óptimo para cargarlo, es decir, para colocar la prótesis a medida.

 

 

En nuestra clínica apostamos por las nuevas tecnologías y contamos con OSTELL ISQ desde hace años.

Podéis visitarnos cuando queráis para que valoremos vuestro caso. Estaremos encantadas de poder ayudaros.

Marta Avilés

Odontóloga.

 

¡Contáctanos!